Las 20 mejores soperas eléctricas

¿Por qué comprar una sopera eléctrica?

La sopera eléctrica puede parecer una herramienta adecuada especialmente para entornos gastronómicos profesionales, pero en realidad, tenerla en su casa es una gran ayuda, sobre todo si tiene invitados para el almuerzo o la cena y quiere preparar sopas, caldos o salsas con antelación y mantenerlos calientes.

El tamaño de la sopera eléctrica la hace especialmente adecuada para familias numerosas o para esos momentos en los que tanta gente se reúne.

Además, en las familias con muchos miembros, no siempre es posible reunirlos a todos al mismo tiempo para comer, por lo que tener una sopera eléctrica que mantenga la comida caliente es definitivamente una buena solución.

De esta manera, no tendrás que volverte loco intentando calcular los tiempos de todo para preparar la sopa y el caldo, así como tendrás la libertad de hacer otras cosas y ya tendrás la comida caliente lista para ser comida.

¿Cómo funciona?

Es fácil imaginar una sopera de cerámica, pero puede ser más difícil hacerlo con una eléctrica, se trata de un pequeño electrodoméstico que tiene un recipiente eléctrico de última generación que mantiene el calor.

La temperatura se regula gracias al agua que actúa como conductor, la temperatura ideal es de 85°C, esto evita que el contenido de la sopera se queme.

Muy fácil de usar, la sopera eléctrica ha sido diseñada para ofrecer el máximo confort sin riesgo de quemaduras. Hay varios diseños y formas en el mercado, pero todos están diseñados para un uso seguro.

Aunque nunca hayas usado una, te sorprenderá descubrir que para usar una sopera eléctrica todo lo que necesitas es añadir agua a su tanque. La sopera eléctrica funciona usando un baño maría para mantener la comida a la temperatura perfecta hasta que se sirve.

Después de introducir la cantidad de agua recomendada en el cuenco (encontrará indicaciones sobre la cantidad de agua a utilizar), sólo tiene que colocar el recipiente interno en el centro de la sopera. Añade tu sopa, salsa o bebida a la olla, fija la tapa y luego fija la temperatura deseada.

Por lo general, el calor es ajustable a través de una válvula de control, a través de la cual puedes elegir si quieres una sopa caliente o muy caliente.

Además, recuerde que los ajustes de temperatura más bajos son preferibles para las sopas más cremosas, mientras que los ajustes de temperatura más altos son ideales para las sopas más líquidas.

 

La tapa puede ser giratoria o abatible y en algunos modelos hay un agujero para colocar el cucharón, así como una base, diseñada para dar estabilidad a la sopera cuando se coloca sobre la mesa o los estantes.

En resumen, tener una sopera eléctrica en casa es ciertamente útil, cómodo y permite cocinar sopas, sopas y salsas con antelación, dejando momentos de libertad.

Recuerde que no es posible cocinar los alimentos a través de su sopera eléctrica, sino sólo calentarlos y almacenarlos a temperatura.

Lo que hay que calentar y almacenar en una sopera

A pesar de su nombre, como ocurre con una sopera tradicional, las soperas eléctricas no están destinadas únicamente a calentar y conservar las sopas. Cualquier alimento de base líquida como el curry, el estofado y la salsa boloñesa puede calentarse y almacenarse en un hervidor de sopa. Esto hace que el aparato sea ideal no sólo para nuestros hogares, sino también para una amplia gama de restaurantes y establecimientos similares.

Por ejemplo, si usted proporciona un servicio de catering, como en una escuela o un comedor de personal, puede utilizar la sopera eléctrica para almacenar su plato de base líquida. De esta manera se puede servir un primer plato y mantener los siguientes platos a la temperatura adecuada.

Durante el periodo navideño, con los interminables maratones en la mesa, una sopera eléctrica que mantiene los platos a la temperatura adecuada durante todo el banquete puede ser un valioso aliado.

¿Cómo limpiarlas?

Limpiar una sopera eléctrica no es tan complicado. La mayoría de los componentes del aparato son de acero inoxidable y por lo tanto son aptos para lavar en el lavavajillas.

Antes de limpiar su aparato, debe asegurarse de que está apagado y desenchufado de la toma de corriente.

Entonces saque el agua del tanque y limpie el interior con un paño húmedo. El cuerpo exterior de la sopera eléctrica también puede limpiarse con un paño húmedo con una solución de detergente suave.

Por último, seca todas las partes y el exterior de la sopera eléctrica antes de volver a montar el dispositivo y guárdalo bien para que esté listo para su próximo uso.

¿Cómo elegir el que mejor se adapte a sus necesidades?

Al elegir una sopera eléctrica, es especialmente importante tener en cuenta la capacidad del aparato para asegurarse de que es lo suficientemente grande como para satisfacer sus necesidades.

 

En promedio, una sopera eléctrica puede mantener unos 10 litros de contenido caliente al mismo tiempo. Pero si, por ejemplo, hay que preparar y luego calentar y almacenar la sopa para grupos muy grandes, puede que sea necesario adquirir un modelo de mayor capacidad.

Pero siempre tenga en cuenta que los modelos más grandes ocuparán más espacio, y a menudo son un poco más difíciles de colocar y almacenar en su cocina.

Una alternativa, por supuesto, también puede ser comprar más soperas eléctricas más pequeñas para no tener que encontrar un aparato de gran tamaño en la cocina, pero aún así puede calentar, almacenar y servir más de una sopa a la vez, así como para más personas.

Gracias a su construcción robusta y ligera, las soperas eléctricas son fáciles de transportar. Esto permite, si es necesario, que puedas llevarlos contigo a la casa de tus amigos o familiares para cenar, o, si eres restaurador o dueño de un bar, puedes usarlos tanto en el trabajo como en casa.

Deja un comentario

verifyserptrade