Los 20 mejores ralladores de queso eléctricos

¿Cuál es el mejor rallador eléctrico?

Si se utilizan a menudo productos rallados, la compra de un rallador eléctrico es una verdadera inversión de tiempo y dinero: los precios de los alimentos ya rallados son mucho más altos que los de los productos normales, por no hablar del ahorro de tiempo, que no es un detalle menor en la agitada vida actual.

¿Cuál es el mejor rallador eléctrico del mercado? Sencillo: el que mejor se adapte a sus necesidades, por lo que es necesario examinar cuidadosamente los distintos modelos antes de elegir el mejor rallador y la mejor relación calidad-precio.

Diferentes tipos de rallador de queso

Cuando se trata de cocinar o preparar comidas, hay tantas cosas que hacer. Se han creado cada vez más máquinas y accesorios que facilitan todas estas tareas para ahorrar tiempo a la gente. Aquí, entonces, que las cocinas están habitadas por todo tipo de robots, licuadoras, hornos y muchos otros aparatos. Uno de ellos es el rallador de queso, presente en todas las cocinas del país.

Un rallador de queso es un accesorio muy útil en la cocina, especialmente si te gusta la pasta condimentada con queso rallado. Sin esto, conseguir un buen y fino queso rallado, adecuado para cubrir la masa como una sabrosa nieve de leche que luego se derrite, se convierte en una tarea realmente difícil de lograr.

¿Qué hay de nuevo? Que ahora estos accesorios son aún más prácticos y más cómodos ya que se han convertido en eléctricos. Pero, ¿cuáles son las ventajas y desventajas de tener un rallador de queso manual o eléctrico?

Los ralladores de queso manuales permiten tener un queso rallado fino y adecuado, pero muy a menudo requieren mucho tiempo para rallar una buena cantidad e incluso mucho esfuerzo físico.

Los ralladores eléctricos de queso, por otro lado, que discutiremos en este artículo, permiten hacerlo de forma rápida y automática, sin ningún tipo de esfuerzo. También le permiten evitar lesiones en los dedos, como puede suceder con los ralladores de queso manuales. Antes de hablar de ello, sin embargo, veamos en detalle los diferentes tipos de ralladores de queso.

Rallador de queso manual

Este es el modelo tradicional de rallador de queso. Consiste en una placa con pequeñas hojas en forma de un pequeño volcán y un asa que permite sujetarlo firmemente mientras se usa. Pueden tener hojas de un solo tamaño, o también pueden estar equipadas con una sola hoja horizontal u otras hojas un poco más grandes. Como saben, el queso se ralla pasándolo por estas cuchillas y dejándolo caer en un tazón o recipiente.

Esta herramienta es ciertamente la más barata y común, pero es extremadamente cansada de usar. Conseguir sólo 100 gramos de queso significa un montón de sudor.

Rallador de queso rotativo

Este tipo de rallador de queso es un pequeño accesorio, ideal para rallar queso directamente en su mesa. Se hace con un tambor giratorio con cuchillas afiladas tradicionales. Este tambor se coloca debajo de un compartimento que se utiliza para poner el queso en el interior.

Presionando la tapa del compartimento y girando una manivela, se obtiene queso rallado directamente en una bandeja.

Estas máquinas, sin embargo, son bastante pequeñas en tamaño. Esto significa que antes de usarlos tienes que cortar el queso en pequeños trozos y luego ponerlos en el compartimento.

Caja de rallado de queso

Para la categoría de rallador de queso manual, este tipo es el más práctico. Es una especie de cono de cuatro paredes. Normalmente tienen un lado para un rallador fino, una parrilla para el rallador más grueso, uno para los ingredientes picantes y un cortador. Se puede utilizar para rallar objetos blandos o duros debido a su forma robusta. Este tipo de ralladores no se ensucian demasiado, ya que el queso cae en la cavidad. Simplemente levanta el rallador y tienes una pequeña y compacta columna lista para usar.

Rallador de queso eléctrico

El rallador de queso eléctrico todavía no es muy popular, a pesar de sus muchas ventajas. Normalmente la gente piensa que tener una máquina que sólo y exclusivamente sirve para rallar queso es un gasto innecesario, ya que esto se puede hacer con un rallador de queso manual que sólo cuesta unos pocos euros.

Sin embargo, imagina el caso de tener muchos invitados a cenar y haber decidido prepararles un primer plato de pasta y salsa, que luego tienes que sazonar con queso rallado. Aunque tienes mucho que hacer para preparar el almuerzo o la cena, también tienes que encontrar tiempo para rallar una dosis de queso que sea suficiente para todos. Esto significa que tendrás que encontrar a alguien dispuesto a hacerlo por ti, o tendrás que hacerlo en persona y perder un tiempo valioso que podrías utilizar de otras maneras.

El rallador de queso eléctrico podría hacer este desafortunado trabajo para ti mientras haces otras tareas. En poco tiempo y sin esfuerzo puedes conseguir toda la cantidad de queso que necesitas sin mover un dedo. Además, teniendo en cuenta que el queso rallado se puede guardar en la nevera, o mejor dicho en el congelador, permite disponer de cantidades suficientes para varios días sin el menor esfuerzo.

Además, como ya mencionamos en nuestra introducción, tener un rallador de queso eléctrico es más seguro para los dedos.

Si todavía crees que es inútil tener un rallador de queso para un tipo de trabajo, considera el hecho de que esto no es del todo cierto. Tal vez necesites rallar otros ingredientes duros, como los cocos por ejemplo, que luego usarás para decorar pasteles o incluso para hacer la masa. Otros ingredientes podrían ser zanahorias, chocolate o nuez moscada.

¿Cómo funciona un rallador de queso?

En primer lugar, un rallador de queso eléctrico puede funcionar con batería o a través de una conexión directa a la electricidad. Un modelo a pilas permite llevar y usar el rallador de queso directamente sobre la mesa.

En cuanto al uso, el procedimiento es muy simple. Este aparato está equipado con una tolva en la que tendrá que poner el queso. Para que funcione, simplemente baje la tolva y pulse el botón de inicio.

Una vez hecho esto, el rodillo dentro de la tolva comienza a moverse. La rotación del rodillo rallará el queso o cualquier otro tipo de alimento con el que entre en contacto. El producto rallado sale del rallador y se puede dejar caer en cualquier recipiente. Algunos modelos ya están equipados con él.

Una vez que se comprende la operación, es necesario evaluar la utilidad real del rallador eléctrico. Esta máquina es muy interesante a nivel profesional, porque permite a los que necesitan rallar grandes cantidades de queso ahorrar mucho tiempo.

En lo que respecta al uso doméstico, el ahorro de tiempo es obviamente menor, ya que el queso rallado nunca es demasiado. El dispositivo puede ser ciertamente útil para quienes tienen poca fuerza, como los ancianos o las mujeres que viven solas, ya que el enrejado manual requiere cierto esfuerzo.

Es cierto que estas categorías de personas pueden comprar queso rallado ya rallado en los supermercados, pero el sabor ciertamente se verá afectado. Cuando está empaquetado, no sabe igual que el queso rallado por el momento. Y gracias al rallador eléctrico, siempre sabremos lo que estamos comiendo.

El rallador eléctrico también puede tener varias aplicaciones. Se puede utilizar para el pan, las patatas, las zanahorias, las trufas, los frutos secos, el chocolate y mucho más. Por último, es una herramienta muy práctica y versátil que ahorra tiempo, esfuerzo y, a largo plazo, dinero, ya que se trata de una máquina de bajo precio con un reducido consumo de electricidad.

¿Cuándo y por qué comprar un rallador de queso eléctrico?

Una alternativa práctica a la tradicional parrilla manual, la eléctrica permite moler diferentes tipos de alimentos (incluso muy duros) con facilidad y sin esfuerzo. Para aquellos que no pueden renunciar al queso recién rallado en la pasta y para aquellos que les gusta experimentar con nuevas recetas y a menudo necesitan ingredientes rallados, es sin duda una ayuda útil.

Si compra productos precalibrados, sabe perfectamente que una vez abiertos, no pueden permanecer en el refrigerador por mucho tiempo, de lo contrario serán objeto de degradación. Con el rallador eléctrico puedes rallar la cantidad de comida que necesitas de vez en cuando para evitar desperdicios. Además, no sólo es útil para los quesos maduros, sino que también permite rallar una amplia variedad de diferentes tipos de alimentos. Si eres un chef aficionado o aspirante a chef repostero, seguro que apreciarás la ayuda que te da el rallador eléctrico. Ahorrarás tiempo y energía, y no podrás rendirte.

¿Cómo elegir el mejor rallador de queso?

Cuando tenga que elegir su rallador de queso eléctrico, tendrá que evaluar algunos parámetros que vamos a enumerar ahora.

Poder

Uno de los aspectos que más influyen en la eficacia del rallador es la potencia. Los modelos profesionales tienen una potencia más alta pero son más caros. La elección depende mucho de tus necesidades.

Rodillos intercambiables

Los mejores modelos están equipados con rodillos con diferentes agujeros para satisfacer cualquier necesidad. Encontrará un soporte adecuado para los alimentos rallados más gruesos y más finos. Para obtener resultados satisfactorios es importante que estén bien afilados.

Materiales

La calidad de los materiales también es importante. Los rodillos suelen ser de acero, mientras que el cuerpo puede ser de plástico (en modelos más baratos), aluminio o acero.

Componentes removibles

Para facilitar el mantenimiento del rallador eléctrico es importante que los rodillos y todos los recipientes de recogida sean desmontables. En general, los rodillos también son aptos para el lavavajillas, para mayor comodidad y limpieza.

Dimensiones

Finalmente, el espacio disponible en el suelo de la cocina no debe ser pasado por alto. Los modelos profesionales son más voluminosos y voluminosos, mientras que los modelos "de mano" son más compactos y pueden introducirse fácilmente en el cajón después de su uso.

Deja un comentario

verifyserptrade