Maquina para crepes

Si te apasionan las crepes para desayunar, merendar o almorzar sabes que has de hacerte con una máquina para hacer crepes. La crepera ese ese electrodomésticos imprescindible que te va a ayudar a la hora de hacer unos deliciosos crepes ya sean dulces o saladas.

Ya sea a nivel profesional o doméstico en nuestra tienda podrás encontrar todo tipo de máquinas para crepes de gas o eléctricas. Así pues si estas decidido a montar tu propia crepería en casa o en un negocio tienes una gran variedad.

Consejos para comprar una crepera

A la hora de adquirir nuestra crepera surgen varias preguntas como ¿Qué crepera comprar?, ¿Cómo debe ser mi crepera?, ¿es mejor de gas o eléctrica? Estas preguntas tienen una respuesta siguiendo unos consejos como el tipo de máquina para hacer crepes, la potencia, el tamaño y capacidad, materiales, accesorios y limpieza y mantenimiento.

Tipo de crepera

Es fundamental a la hora de comprar nuestra máquina de hacer crepes saber si la vamos a dar un uso más doméstico o más profesional. Sabiendo eso nos decidiremos por una crepera eléctrica o a gas. A priori las crepera  eléctricas son mucho más sencillas de usar pero son recomendables más para un uso doméstico.

Potencia

Es un punto en el que hay que fijarse para una crepera eléctrica ya que no es lo mismo comprar una crepera para crepes para un uso doméstico que una para un uso profesional. Si el uso que le vamos a dar a nuestra máquina para crepes es domestico nos bastara con una crepera con una potencia de unos 900W.

Tamaño y capacidad

En cuanto a este factor no existe una norma general porque depende de nosotros. Es cierto que hay crepera con unos tamaños que van desde los 15 a los 35cm. Más que el tamaño nos hemos de fijar en el número de planchas que trae porque hay crepera múltiples incluso.

Materiales

Los materiales y su calidad deben ser claves a la hora de elegir una máquina para crepes. Dependerá de nuestro presupuesto pero siempre recomendable hacer con una crepera con una superficie antiadherente.

Accesorios incluidos

Lo mismo pasa que en el punto anterior, si vamos a comprar una maquina crepera de una gama alta o industrial es muy fácil que traiga materiales intercambiables, accesorios de madera para y accesorios para darle la vuelta a nuestros crepes.

Limpieza y mantenimiento

Por último y no por ello el menos importante el factor de limpieza y el mantenimiento es fundamental a la hora de adquirir una máquina de este tipo. Hay que fijarse en que sea fácil de limpiar y que por lo menos los componentes sean desmontables.

Con estos factores nos habremos hecho con la mejor máquina para hacer crepes del mercado sin duda.

Tipos de máquinas para hacer crepes

En el mundo de las  máquinas para crepes se pueden destacar cuatro tipos:

Creperas eléctricas

Son aquellas máquinas que basta con enchufarlas a un enchufe y darle al botono de encender. Son muy sencillas de manejar y las podemos encontrar con superficies individuales o múltiples.

Creperas a gas

Son máquinas que se usan por si solas con sus propios fuegos como una barbacoa. Suelen ser para un uso más profesional ya que calientan muy rápido.

Sartenes creperas

Estas son creperas que las tenemos que usar por medio de nuestra cocina, es decir no son más que sartenes dedicas para las crepes que nosotros a la hora de hacer crepes las colocamos a calentar encima del fuego.

Creperas profesionales

Son máquinas para crepes para un uso más profesional para utilizar en restaurantes, creperías o cafeterías. Se diferencian de las creperas tradicionales sobre todo en el tamaño y la potencia.

Deja un comentario

verifyserptrade